Como Invertir en Bienes Raíces

A la hora de invertir nuestros ahorros, ¿quién no ha pensado en comprar una casa?,¿Vivir del alquiler?… Al fin y al cabo dentro de las inversiones es algo “relativamente seguro y rentable”. Al menos ese era el paradigma hasta hace algunos años. Hoy en día nos hemos dado cuenta a golpe de crisis de que el riesgo que tiene es algo más elevado de lo que creíamos. La cuestión es que, como en toda inversión, el conocimiento de la misma es algo fundamental, de ahí que debamos saber Como Invertir en Bienes Raíces. En Acciones y Valores queremos dejar claro las diferentes opciones que tenemos en la Inversión Inmobiliaria y cómo evitar o reducir los riesgos teniendo en cuenta ciertos factores. Es decir, cómo optimizar las probabilidades de éxito.

Como Invertir en Bienes Raices

Como Invertir en Bienes Raíces:

Existen diferentes vías para obtener rentabilidad del Mercado Inmobiliario:

  • Comprar un inmueble para su posterior venta.
  • Comprar un inmueble para su alquiler.
  • Comprar un terreno para su posterior edificación.
  • Comprar un terreno para su posterior venta.
  • Fondos de Inversión Inmobiliaria.
  • Así como la combinación de algunas de las anteriores.

Como invertir en Bienes Raíces: Objetivos y plazo

Para saber Como Invertir en Bienes Raíces, al igual que en inversiones de toda índole, el primer aspecto en el que debemos considerar es el objetivo y el plazo o temporalidad de la inversión. Lo que conlleva, como no, al riesgo que se está dispuesto a asumir:

Si queremos una rentabilidad rápida o bien un flujo constante de dinero.

Comprar una casa y hacerle alguna reforma para revalorizarla o simplemente esperar a tener un comprador dispuesto a pagar más de lo que nosotros hicimos es una opción clásica. Hoy en día, gracias al crowdfunding, esta actividad se puede hacer en grupo y así reducir nuestro riesgo, aunque tengamos una parte menor del pastel. Un ejemplo de este tipo de actividad lo encontramos en Housers:

Otra forma de obtener rentabilidad en el mercado del ladrillo es el alquiler de nuestra propiedad, normalmente es una opción que nos dará cierta tranquilidad, ya que muchas veces podemos incluso pagar la hipoteca con lo que nos den de mensualidad.

Construir en un terreno es desde luego la forma mas rentable de todas a la hora de invertir en bienes raíces, el gran inconveniente es la capacidad de cada uno para gestionar una obra o la disponibilidad de terrenos que merezcan la pena, por localización o precio.

El valor añadido de un terreno varía bastante en función de las infraestructuras que haya a su alrededor, dado que una vivienda o local siempre pueden ser modificados para revalorizarlos, en el caso de los terrenos esta opción no existe, así que si lo que pretendemos es sacarle rentabilidad a un terreno debido a una revalorización futura, deberemos ser pacientes y considerar temporalidades mayores.

Os dejamos un pequeño vídeo del Portal Inmobiliario Idealista con previsiones sobre el sector Inmobiliario en España. Debemos advertir que en nuestra opinión son demasiado optimistas y aunque si bien el mercado inmobiliario ha tenido fuertes bajadas es posible que pueda sufrir aún más, máxime con la inminente recesión que parece estar apunto de llegar cuando aún ni tan si quiera hemos sido capaces de salir de la crisis de 2009. Aquí el vídeo:

Aprender del Pasado

Si queremos saber Como Invertir en Bienes Raíces y embarcarnos en la Inversión Inmobiliaria, debemos conocer la zona en la que se encuentre el inmueble o terreno, con la evolución de precios de los últimos años, las propuestas y proyectos que tenga el ayuntamiento de turno para esa zona, una buena forma de financiación y sobre todo capacidad financiera para aguantar el coste de la hipoteca en el peor de los escenarios posibles.

Hemos tenido un gran problema, por todos sabido, en este aspecto. Nos endeudamos tanto en años pasados con el beneplácito de los departamentos de riesgos de los bancos, que cuando han llegado dificultades, no ha habido manera de hacer frente a los pagos y las deudas. Ojo con los intereses abusivos o con fantasear con futuros sueldos, tienes lo que tienes, y con eso debes contar, ni un euro más.

Warren Buffett tiene dos reflexiones muy interesantes que se pueden aplicar a este terreno: En una de ellas habla acerca de lo estúpido que resulta invertir con lo que no se tiene para ganar lo que no necesitas. En la otra literalmente dijo “Si se combinan ignorancia y endeudamiento, los resultados son muy interesantes” o lo que es lo mismo, nefastos. El mejor consejo que os podemos dar, es que no merece la pena el endeudamiento para la inversión, a menos que el conocimiento sea altísimo y los riesgos muy controlados.

Cómo Invertir en Bienes Raices: El proceso de Inversión Inmobiliaria

 

1. Objetivo:

Ganar dinero, eso está claro, pero el plazo es lo importante. Si queremos un ingreso constante o un ingreso puntual. Elegiremos comprar para alquilar o bien comprar para vender. Podemos tomar el camino intermedio con un alquiler con opción a compra.

2. Capacidades propias:

Aquí entran las habilidades de cada uno, si se me dan bien los arreglos la opción de comprar, arreglar y vender o alquilar será más o menos viable. Las viviendas con necesidad de arreglos suelen estar bien de precio, con la pega de que deberemos invertir capital y tiempo en un puesta a punto. Lo bueno es que le sacaremos más dinero con un pequeño esfuerzo, y más si somos nosotros mismos los que arreglamos lo que se necesite.

3. Capital:

Saber de cuanto dinero disponemos es fácil, lo difícil es disponer del capital. Si no tenemos capacidad de obtener liquidez, siempre podemos ir al crowdfunding para formar parte de una inversión en bienes raíces colectiva y que otros se encarguen del resto.

Si vamos a hipotecarnos debemos tener ojo con cláusulas tipo “suelo”, cambio de intereses de fijo a variable o hipotecas multidivisa (las hipotecas multidivisa fueron un boom hace años, posteriormente, como toda ganga en el mundo de la inversión, fue ruinosa y rozando la estafa para quienes la utilizaron).

4. Decisión de inmueble:

Es importante buscar zonas en las que la inversión sea rentable, parece obvio, pero no lo es tanto cuando ha habido promociones vendidas en lugares recónditos y que ahora sus propietarios no pueden quitarse de encima, conocer la liquidez del mercado y la zona es fundamental.

Hay páginas webs en las que la evolución del precio está registrada y así poder elegir con coherencia nuestro inmueble. No podemos dejar de lado las características de la zona, transporte público, colegios, centros comerciales…

Estos sencillos pasos nos ayudarán mucho en poder sacar una buena rentabilidad a nuestro dinero. Como toda inversión, tiene sus riesgos, pero haciendo lo que debemos podremos mitigarlos y no meternos en situaciones que llegado el caso no podamos soportar.