Stop Loss en Bolsa

Tanto si estás comenzando en el mundo del Mercado de Valores como si tienes ya cierta vagancia, seguro que el tema de los Stop Loss en Bolsa es uno de tus quebraderos de cabeza. Intentaremos darte aquí ciertas pautas para aprender sobre ellos y usarlos eficientemente.

¿Qué es un Stop Loss en Bolsa?

Stoploss de bolsaComo su propio nombre indica, un Stop Loss en Bolsa es una orden con el objetivo de “parar pérdidas” en tus posiciones. Es decir, limita tus pérdidas a un precio predeterminado que tú has establecido en base a una correcta gestión del riesgo y análisis bursátil.

Ya estamos hartos de decir que uno de los pilares a la hora de Invertir en Bolsa es la gestión o control del riesgo, y esto no es más que saber y calcular cuanto estamos dispuestos a perder en cada posición para que nuestro patrimonio no se vea gravemente afectado. La forma de materializar este control del riesgo es el STOP LOSS, una orden que se ejecuta de forma automática cuando el precio llega al valor asignado para limitar la pérdida. Sin lugar a duda uno de los conocimientos fundamentales en bolsa.

Mercado de Valores en directo con IG Markets

¿Cómo poner un Stop Loss en Bolsa?

Lo mejor es poner un ejemplo. Vamos a comprar una acción de Telefónica, a precio de mercado, por 8.95€. Aunque hemos dicho que colocaremos nuestro Stop Loss dependiendo lo que estamos dispuesto a perder, lo ideal es saber, en base a un análisis bursátil, hasta cuando creeremos que nuestro análisis sigue vigente y no nos hemos equivocado. Una vez conocido esto, decidiremos el número de acciones (lotes, barriles, onzas… dependiendo del activo que negociemos) que vamos a poner en el mercado. Os lo mostramos en la siguiente foto para que sea más visual:

Stop Loss en Bolsa para Telefónica

Vemos en la gráfica de Telefónica que se ha perdido la directriz de una tendencia bajista, a la vez la Media Móvil de 50 ha sido rota al alza por el precio, y se está empezando a formar un doble suelo (la figura no ha sido confirmada). Es por esto que vamos a decidir tomar una posición alcista en ella, pero:

¿Cómo decido donde poner el Stop Loss?

Será el doble suelo el que nos de la clave, pues si lo pierde será bastante probable que el activo siga bajando y continúe con su tendencia bajista. Ya he decidido el punto donde creo que mi análisis lo daré por fallido y a partir del cual no quiero seguir con mi posición. Obviamente no voy a ponerle el Stop Loss justo en la zona de doble suelo, si no que voy a darle un poco de holgura para evitar que la inercia del mercado o una mano fuerte me borre el Stop Loss y me saque de una posición que había sido correcta. Saber que holgura ponerle es el gran dilema, normalmente cuanto más volátil es un activo más holgura debemos dejar, pero más estaremos dispuestos a perder. Indicadores como el ATR nos ayudan con esto.

Acciones y Valores te permite aprender sobre bolsa con Admiral Markets

Bien, ya hemos decidido en que zona vamos a poner el Stop Loss, (por debajo del doble suelo más una pequeña holgura) y hemos decidido ponerlo a un precio de 7,194€. Es decir, habiendo comprado la acción de Telefónica a 8.95 estaré dispuesto que baje hasta la zona de 7,194, punto en el que el broker disparará la seguridad y venderá las acciones para evitar pérdidas mayores. Por lo que estamos dispuestos a perder 1,76€ por acción que compremos.

Decidir el valor de la pérdida

Ahora es cuando digo que el Stop Loss sirve para decidir cuanto estamos dispuestos a perder en cada posición. Pues el Stop Loss nos deja decidir cuanto estamos dispuestos a perder por unidad que pongamos al mercado. Dependiendo de la cantidad que estemos dispuestos a perder, tantas acciones meteremos en el mercado. Imaginemos que estamos dispuestos a perder un máximo de 200 euros. Tan solo tendremos que hacer el cálculo de 200/1,76=113,76. Por lo que compraremos 113 acciones de Telefónica con un límite de pérdida algo inferior a 200 euros.

De esta forma, el análisis y nuestra experiencia nos dicen donde colocar el Stop Loss en Bolsa mientras que la cantidad de dinero que estamos dispuesto a perder: la cantidad de acciones que debemos colocar en el mercado. Vemos aquí también, con todo esto, unas pinceladas sobre gestión del riesgo.

¿Cuándo usar un Stop Loss en Bolsa?

Cada vez que abrimos una posición, del tipo que sea, tenemos la opción de poner un STOP LOSS. En ningún caso se nos obliga a usarlo, pero desde nuestro punto de vista es vital.

Es común ver que las personas que van generando una cartera de inversión en busca de dividendos no los usen, cosa que casi puedo entender, pues su estrategia busca la creación de una cartera con empresas que ofrezcan dividendos rentables y constantes. Por tanto no se fijan tanto en el valor de la acción y prefieren mantenerla a muy largo plazo. En este caso es común que no se usen.

El otro caso que puede tener “cierta lógica” de no usarlo es el caso de que un trader que opere intradiario con una estrategia muy clara y que no se despegue de la pantalla pueda decidir no colocarlo pues está atento a sus posiciones y salvo que decida dejar alguna por más tiempo prefiera no usarlos. He conocido algunos que trabajan de esta forma, pero entiendo que es demasiado arriesgado y no se lo recomendaría a nadie que no tenga una larga experiencia.

En todos los demás casos, sobre todo si vamos a trabajar con productos derivados y/o apalancados como CFDs o Futuros, es casi obligatorio utilizarlos para evitar males mayores.

El Stop Loss en Bolsa: Costes

En teoría el uso de un Stop Loss en bolsa no debería tener ningún coste. No conozco todos los Brokers y por tanto no puedo asegurarlo, pero lo normal es que el hecho de poner la orden no suele significar ningún coste añadido a la operativa.

En este sentido solo me refiero al hecho de colocar la orden. Si esta orden se cumple, dependiendo del Broker puede cobrarte o no. En tal caso lo hará como una orden de cierre normal y corriente, no debería suponer un sobrecoste.

Otras Órdenes del Mercado

Existen además de el Stop Loss clásico otros como el Stop Loss dinámico o el Stop Loss garantizado. Pero no quiero alargar demasiado este post. Con esta guía bastante completa ya tenéis los principales conceptos para usarlos de forma correcta y eficiente.