Productos para Invertir en Renta Fija – ¿Cuáles son los mejores?

La Renta Fija es el vehículo de inversión mas utilizado en España y, curiosamente es un gran desconocido, incluso confundiendo la renta fija con la garantizada o los valores refugios. En este post trataremos de explicarte los diferentes productos para invertir en Renta Fija, así como las ventajas e inconvenientes de cada uno.

¿Qué es la Renta Fija y en qué se diferencia de la garantizada?

Los productos de Renta Fija son instrumentos financieros creados mediante la venta (financiación), por parte del emisor, de títulos de deuda que serán comprados (inversión), por parte del inversor, con el fin de obtener una rentabilidad.

Un ejemplo que lo hace muy entendible es que, al igual que un banco genera rentabilidad mediante el interés que obtiene por el préstamo hipotecario a uno de sus clientes; un inversor puede obtener rentabilidad de prestar su dinero (mediante títulos de deuda) a un gobierno o negocio para que estos financien sus actividades.

Diferencia entre Renta Fija, Garantizada y Valores Refugios

Tenemos que tener en cuenta también que la Renta fija puede variar y tener rentabilidades negativas, ya que al precio de los bonos les afectan los tipos de interés a los que estén referenciados. También existe el riesgo de impago por insolvencia del emisor. Los productos garantizados deben estar expresamente definidos en rentabilidad y plazo.

Además, también es común confundir la renta fija con los «valores refugios», nada tienen que ver. De hecho, estos últimos conllevan un alto riesgo. Los valores refugios o de cobertura son aquellos que suelen comportarse bien ante entornos negativos del mercado de Renta Variable. Suelen ser el oro, algunas materias primas, algunas divisas como el Dólar, el Yen o el Franco suizo, últimamente también está teniendo esta consideración algunas criptomonedas. La utilidad de este tipo de valores reside en que si el mercado baja, estos suelen subir y pueden hacerte disponer de liquidez sin tener que liquidar tus pérdidas de la renta variable.

Productos para invertir en Renta Fija

Una vez que sabemos exactamente a que nos referimos cuando queremos invertir en Renta fija y su diferencia con la garantizada. Vamos a ver los principales Productos de Renta Fija:

Cuentas Remuneradas

Son las típicas cuenta comerciales que ofrecen los bancos y brókeres que tienen una remuneración por tener tu dinero allí. En este caso dicha remuneración está garantizada. No suelen tener restricciones, por lo que son totalmente líquidas. Podrás ingresar y retirar dinero siempre que quieras y se te remunerará en función del tiempo y la cantidad de dinero que tengas.

Los únicas restricciones que suelen poner (no siempre) es un mínimo de dinero en cuenta y/o un máximo sobre el que se te remunerará. Por ejemplo, en eToro tienes que tener un mínimo de 10.000 Euros para que te remunere al 2%, sin embargo, si tuvieras más de 250000 Euros, remunerarías al 5,3%.

Cuenta Remunerada de eToro

La ventaja principal ventaja es la mencionada liquidez, ya que tienes libertad para hacer ingresos y retiradas. Lo peor es que por lo general son el producto de renta fija menos rentable. Es útil para obtener cierta rentabilidad al dinero que no destines a la inversión.

Depósitos garantizados

Muy parecido al anterior. La diferencia principal radica en que, por lo general, suele tener temporalidad, es decir, no podrás recuperar tu dinero hasta el vencimiento del depósito. Suelen ser a 6 meses, 1 o 2 años. La ventaja con respecto a las cuentas garantizadas es que suelen tener una rentabilidad mayor.

Depósitos garantizados con diferente plazo y rentabilidad de EBN

Títulos de Deuda: Bonos, Letras, Pagarés…

Puedes invertir en Renta Fija comprando directamente los títulos de deuda. Como ya sabemos los países y grandes empresas emiten títulos de deuda para financiar su actividad. Como inversor particular tienes la posibilidad de comprar estos títulos, aunque desde mi punto de vista no tiene demasiado sentido.

Entender la evolución de un bono, letras o pagarés es complejo y las cantidades mínimas son altas ya que estos títulos suelen emitirse por valor nominal de 10.000 Euros o Dólares. Tiene mucho más sentido acceder a los títulos de deuda mediante un Fondo de Inversión o un ETF que te ofrecerán la misma o más rentabilidad con más liquidez y mejores condiciones fiscales (ya que los cupones se reinvierten y no «pasas por caja» hasta que liquidas el fondo, incluso pudiendo traspasarlo sin coste fiscal).

Fondos de Inversión de Renta Fija (de gestión activa)

Se trata del producto más común para invertir en Renta Fija. Los bancos lo han comercializado a diestra y siniestra sin dar conocimiento a sus clientes, cuando no tenía sentido económicos hacerlo e incluso cuando los tipos oficiales de los bancos centrales estaban en 0. Su excusa perfecta era «tienen muy poco riesgo».

Los Fondos de Renta fija NO son garantizados y aunque tienen menor volatilidad que los de Renta Variable, en absoluto están exentos de riesgo. De hecho, si el fondo está ligado a una cartera de larga duración y los tipos bajan, las pérdidas pueden ser elevadas.

Fondo de Renta Fija Global de Fidelity

En este tipo de fondos el gestor trata de batir a un índice de su categoría. Es decir, se elige una «cesta tipo» con bonos elegidos según los criterios que veremos más adelante y el gestor, con los mismos criterios, tratará de mejorar la rentabilidad de dicha cesta. Si bate a la rentabilidad del índice más la comisión que cobra, tendrá sentido invertir en dicho fondo.

Los tipos de fondos de inversión en renta fija se categorizan en función de:

  • Duración o Vencimiento: Tiempo hasta el vencimiento o (o duración, que es el punto de equilibrio) de los bonos que componen la cartera.
  • Emisor: Gubernamental (emitidos por los estados) o Corporativo (emitidos por empresas).
  • Riesgo: Dependiendo de la solvencia o riesgo de impago del emisor.

Fondos Indexados o ETFs de Renta Fija

Se trata también de Fondos de Renta Fija, la diferencia fundamental es que no existe una gestión activa (no hay un humano que trata de batir al mercado), son los llamados fondos indexados o ETFs de Renta Fija con gestión pasiva. Estos fondos tratan de replicar esa «cesta de bonos» o índice de bonos, mediante un algoritmo que compra y vende los títulos de deuda tratando de replicar en la medida de lo posible al índice.

Comparativa de 5 ETFs de Renta Fija

Comparativa de 5 ETFs de Renta Fija

Se categorizan de igual forma que los fondos de inversión. Su principal ventaja es que apenas tienen comisiones y son de mucha sencillez, ya que no tienes que preocuparte de si lo están haciendo mejor o peor que el mercado, ya que lo replican.

Productos estructurados

En el pasado tuvieron mucha fama, pero una larga temporada de tipos cero evitaban su comercialización. Aunque con tipos altos como el momento actual, es posible que vuelvan a ganar importancia.

Son productos que están formado por un bono (al descuento) y un derivado financiero llamado «opciones financieras». Con el bono se garantiza el capital que inviertes, con la rentabilidad que ofrece el bono se compra una opción financiera sobre algún índice.

De esta forma, si el índice sube, al vencimiento del producto obtendrás tu dinero más una parte de la rentabilidad alcanzada por el índice. Si el índice cae, no tendrás pérdida ya que el bono habrá protegido tu capital.

¡¡Si te ha gustado no dudes en compartirlo!!
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin