Los riesgos de Invertir en Renta Fija de Estados Unidos | Y las ventajas

Las tasas de interés a largo plazo siguen aumentando, y no es sólo porque la Reserva Federal podría mantenerlas altas por más tiempo. Aunque a priori la Renta Fija del país se convierte en un activo interesante es conveniente advertir de los Riesgos de Invertir en Renta Fija de Estados Unidos

Si quieres entender la Renta fija y su relación con la Deuda te dejo un artículo dónde viene explicado de manera sencilla:

Los riesgos de la Deuda Estadounidense

La rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años, que afecta otros costos de endeudamiento, como las tasas de las hipotecas y los préstamos corporativos, ha seguido aumentando durante meses. La tercera semana de Octubre alcanzó la marca del 5% por primera vez en 16 años.

La rentabilidad de los bonos del Tesoro están impulsados en parte por la retórica de la Reserva Federal, además las recientes declaraciones agresivas de Powell en respuesta a una economía más fuerte de lo esperado y un mercado laboral aún ajustado han contribuido de facto a un aumento de los rendimientos.

Sin embargo, hay otro factor importante que impulsa los rendimientos al alza: Las crecientes preocupaciones de los inversores sobre la sostenibilidad de la deuda del gobierno de Estados Unidos. Esto concluye en que exigen una mayor recompensa por comprar esta deuda.

Perspectivas de la Renta Fija en Estados Unidos

Esto, a su vez, ejerce presión al alza sobre las tasas, lo cual es importante porque las tasas más altas tienden a pesar sobre las valoraciones de los bonos (mayor rentabilidad-menor precio en el bono) y las acciones por igual (cuando el activo de riesgo aumenta, la valoración de las acciones bajan). En la siguiente imagen vemos como la valoración del Ratio PER aumentan fuertemente con las bajadas de tipos de interés y viceversa. 

Relación entre tipos de interés y ratio per

Es posible que tales presiones no disminuyan en el corto plazo. Estados Unidos continúa endeudándose para financiar su gasto, emitiendo bonos gubernamentales en el sistema financiero global, que ya tiene un exceso de oferta de bonos del Tesoro estadounidense. Como resultado, la deuda federal crece cada vez más.

El peligro es que tasas más altas puedan crear un círculo vicioso para los déficits estadounidenses, que son la diferencia entre lo que el gobierno estadounidense ingresa y lo que gasta. Si las tasas siguen elevadas, Estados Unidos seguirá pagando más para financiar su deuda, lo que hará cada vez más difícil reducir sus déficits

Deuda de Estados Unidos como porcentaje del PIB

En resumidas cuentas, tasas más altas generan más coste en pago de intereses de la deuda, que a su vez pone más en entredicho la solvencia del país y esto conlleva a tasas más altas. Una pescadilla que se muerde la cola y que no beneficia en nada a la economía gubernamental ni a las empresas.

3 Riesgos en la Renta Fija Norteamericana:

La actual deuda federal ya es enorme: más de 33 billones de dólares, un asombroso máximo posterior a la Segunda Guerra Mundial que representa el 122% del producto interno bruto (PIB). Un informe reciente del Tesoro mostró que el gobierno gastó 659 mil millones de dólares en pagos netos de intereses durante el año fiscal que finalizó en septiembre, aproximadamente un 39% más que el mismo período del año anterior.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estima que este gasto en intereses podría duplicarse en la próxima década, lo que significa que el gobierno estadounidense podría estar gastando más en pagos de intereses que en otras categorías presupuestarias importantes, como la defensa. La creciente deuda nacional no sólo puede aumentar los costos de endeudamiento para todos, sino que también podría desplazar la financiación para otras prioridades.

Gastos en intereses de la deuda en Estados Unidos

 

La oferta y la demanda pueden estar cada vez más desequilibradas en el mercado del Tesoro. Un reciente aumento en la emisión de bonos del Tesoro (para ayudar al gobierno a financiar sus crecientes déficits) se ha topado con una sorprendente escasez de compradores. Algunos de los mayores compradores de bonos del Tesoro, incluidos los bancos comerciales nacionales y los gobiernos extranjeros, han estado reduciendo sus compras.

 

El conflicto geopolítico tanto en Medio Oriente como en Ucrania significa que es posible que se requieran más desembolsos federales para ayudar a los aliados de Estados Unidos y alcanzar objetivos humanitarios, lo que podría impulsar una mayor emisión de bonos gubernamentales. Además, históricamente la inestabilidad geopolítica y las guerras han impactado los precios del petróleo y las materias primas y afectado las cadenas de suministro globales, lo que podría aumentar las presiones inflacionarias. Estos acontecimientos se desarrollan en el contexto de una disfunción palpable en Washington, que puede socavar aún más la confianza de los inversores en el gobierno y sus bonos.

¡¡Si te ha gustado no dudes en compartirlo!!
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *